Casquillos Sueltos -Por César Augusto Rivero-

Comparte esta publicación

Casquillos Sueltos -Por César Augusto Rivero-

        De regreso por estas lides. El “favorito sentimental” del pueblo hípico: Gran Will, respondió con creces en el agotador recorrido de 3.200 metros y marcó 213”4 en la edición XC del Clásico Fuerza Armada Bolivariana (Grado 1), luego que avanzó con fuerzas desde los 900 metros finales para cargar con el éxito con mucha comodidad, y dejar en el camino a Hércules y Supremo, siendo piloteado por el jinete falconiano Robert Capriles, que alcanzó la victoria 60 de la temporada hípica, para seguir en la cima de la estadística de su renglón, aunque mostrando una conducta poco ética al pararse sobre los estribos, antes de la meta, cuestión que ha sido fuertemente criticada.

         Y siguiendo con el “chamo” Capriles, la victoria sobre Gran Cañón no es lógica, ya que ese animal ha debido ser bajado de oficio, debido a que sube casi 12 líneas en la recta final. Eso se llama favorecer al campeón. En pasadas semanas, hemos escuchado que el jinete Robert Capriles viene corriendo “a la brava”, y de hecho, fue bajado en dos ocasiones en una misma cartelera, pero lo que si jamás entendimos, es que no pagó sanción, al menos que ahora los líderes no paguen castigo, pues lo dejaron correr en una especial, sin adquirir más compromisos de monta en una semana. Eso se llama tener privilegios. Sería que el INH cambió el reglamento, y no nos enteramos.

           Y a propósito de Capriles, la nota discordante o mejor dicho sorpresiva, fue la ruptura entre su agente Willians Guillén y el joven falconiano, por algunas discrepancias. Muchos consideran que Guillén dejó ir a “una mina de oro”, otros piensan que a Capriles se le “subieron los humos”. Cualquier sea el caso, la historia nos revelará el episodio. Pues, Carlos Rojas era una sensación y se quedó en el camino y hasta Franklin Polanco lo sacó de sus “alforjas”, el joven guayanés cayó en zonas de “arenas movedizas”, hasta que ahora parece retomar un “segundo aire” con el mismo Polanco. Otro a nombrar es Cipriano Gil, las ganaba todas y fue el campeón 2017, pero ahora parece con “el radar” de la victoria perdido. Así que en este mundo de la hípica, es una caja de sorpresas, lo mejor es la serenidad.

La nota discordante: Los 12 profesionales hípicos de Valencia que presuntamente “arreglaron” 3 carreras.

Twitter:@cesarrivero18. email: crivero@grupo-un.com.

Hasta la próxima.

66total visits,8visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *