60 turistas argentinos hicieron  gira de diez días en  Venezuela

Comparte esta publicación

60 turistas argentinos hicieron  gira de diez días en  Venezuela

           Caracas se convirtió en la primera amable anfitriona de un grupo de sesenta turistas argentinos  de diferentes edades que emprendieron viaje  rumbo a la República Bolivariana de Venezuela, con el propósito de cumplir un sueño que nació entre  el degustar un sabroso mate  y  largas horas de conversaciones en distintos rincones de Buenos Aires, que  comenzó a ser realidad el pasado 17 de mayo 2018,  cuando en  un avión de la aerolínea Estelar aterrizaron en el Aeropuerto internacional  Simón Bolívar de Maiquetía, donde iniciaron su recorrido en tierras venezolanas.

           Deseosos de de cumplir  los viajeros una agenda de visitas a lugares emblemáticos en el centro de Caracas,  se preocuparon por conocer  la historia de La Cuna del Libertador Simón Bolívar. Realizaron recorridos por varias  zonas de la capital venezolana, como fue el  Cuartel de la Montaña, que utilizó  el Comandante Hugo Chávez en febrero de 1992  como cuartel general de sus fuerzas militares dirigidas  contra el gobierno del Presidente Carlos Andrés Pérez.

        Los integrantes del grupo argentino fueron testigos presenciales del acto  del cambio de la Guardia de Honor que resguarda los restos del Comandante Hugo Chávez, así como también del respectivo disparo de cañón que ocurre diariamente a las cuatro y veinticinco minutos de la tarde que conmemora la hora de su fallecimiento. El Cuartel de la Montaña  es un espacio que sirve de  mausoleo y museo donde se exhiben objetos relacionados con la vida del presidente fallecido, conserva su condición de Museo Militar y hay obras del arquitecto venezolano Fruto Vivas en varias salas, destacando el monumento inaugurado el 15 de marzo de 2013 muy conocido como La Flor de los Cuatro Elementos,  fuego, viento,  tierra y agua, donde está el sarcófago de Chávez, un lugar que recibe la visita de alrededor 800 personas diariamente,  abierto para visitas al público de martes a domingo.

           Una visita el día 19 de mayo hicieron los turistas  argentinos a la sede de la Academia Militar del Ejército Bolivariano, AMEB,  que anteriormente era llamada Academia Militar de Venezuela,  AMV,  un centro de formación militar superior, ubicada en el Fuerte Tiuna, en la ciudad de Caracas,  Distrito Capital, y es una de las siete Academias que integran la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela, UMBV. La Academia Militar del Ejército Bolivariano es principal centro académico del componente Ejército de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana dentro de la UMBV. La Academia Militar del Ejército Bolivariano  tiene una amplia trayectoria en Venezuela y en toda América.

           Desde la Academia Militar los turistas argentinos pasaron al Paseo de Los Próceres,  un monumento venezolano que es parte del Fuerte Tiuna, que fue inaugurado en 1956 por el presidente Marcos Pérez Jiménez. Durante su   recorrido por el Paseo  Los Próceres el grupo de turistas argentinos tuvieron oportunidad de observar  Los Monolitos, donde están ubicadas las estatuas de los Próceres de la Independencia venezolana. En este paseo se respira con aires de libertad, donde igualmente como en todos los lugares que visitaron, los guías que los acompañaban indicaban detalles físicos e históricos de esas instalaciones, que rememoran hechos de la gesta de lucha y determinación a ser libres de todo el pueblo venezolano.

           El mismo día 19 el grupo fue hasta la Parroquia 23 de Enero,  parroquia y Urbanización al oeste de la ciudad de Caracas. Está al noroeste enclavada en una serie de colinas, colindantes con Catia.  Es una zona eminentemente residencial, con importantes sitios  de esparcimiento. En la Parroquia 23 de Enero se encuentran sectores como el Observatorio, La Piedrita, La Silsa, Mirador, El Samán, La Cañada, Zona Central, Monte Piedad, Zona F, entre otros. Esta parroquia caraqueña es bastante reconocida por el gran  espíritu combativo  de sus habitantes en episodios de la historia contemporánea de Venezuela.

          Las elecciones presidenciales de Venezuela para el período 2019-2025 se llevaron a cabo el 20 de mayo de 2018 y el grupo de visitantes argentinos estaba en Caracas, por lo tanto,  conocieron detalles de las  mismas, donde el Presidente Nicolás Maduro logró su reelección.

             Rumbo a la parte norte del oriente de Venezuela viajaron los turistas argentinos el día 21 con la emoción reflejada en sus rostros y las preguntas a granel a guías de la Corporación Mirandina de Turismo que los acompañaron en su estadía en Venezuela, de  otros  muy atractivos sitios  del país sobre los   cuales  habían escuchado hablar, como las playas en distintos sectores de Miranda,  estado que recorrieron en confortables unidades de turismo que les permitieron observar la zona de Barlovento, conocer sobre su cacao y el folklore , bailes típicos,  mientras se trasladaban a Puerto La Cruz a otra etapa de su gira denominada Primer Vuelo de Solidaridad San Martin-Bolívar.

              Disfrutar en grande en el Parque Nacional Mochima no es algo difícil, porque es aparte de una belleza natural, localizada entre los estados Sucre y  Anzoátegui en el oriente de Venezuela, que fue declarado parque  el 19 de diciembre de 1973, al oeste entre las ciudades de Puerto La Cruz y Cumaná, que tiene  una superficie de 94.935 hectáreas, de las cuales un cincuenta y dos por ciento es superficie marina. Está constituido por un grupo de islas que contienen escenarios de bahías, acantilados, golfos, costas de aguas profundas, playas de arena blanca, arrecifes de coral, islas e islotes y varias ensenadas, así como también,  zonas montañosas de frondosa cobertura vegetal, por lo tanto, un  sector donde cada día puede disfrutarse de algo distinto, además, cuenta con excelentes servicios, comida típica y acceso fácil por vía terrestre y marítima.

        Mochima es una región donde se practican varios deportes náuticos, el fútbol de playa, submarinismo,  navegantes en veleros deportivos  la visitan, en consecuencia,  sitio ideal para disfrutar varios días y eso mismo hicieron  los turistas argentinos, tanto las damas como los caballeros, porque todos se sintieron a gusto, no solo por el ambiente natural, sino también por el trato amable de los venezolanos.

            Visitó también el grupo la Refinería Puerto La Cruz, la cual procesa  petróleo bajo administración de la empresa estatal PDVSA, que tiene una capacidad para refinar doscientos mil barriles de crudos extraídos en los estados Anzoátegui y Monagas al oriente del país. Su construcción se inició en 1948 y empezó operaciones el año  1950 con refinación de 44 mil barriles diarios, para ampliar progresivamente la capacidad y plantas hasta el 2000 que llegó a los actuales 200.000 barriles diarios. Un grupo de trabajadores de PDVSA recibió a los turistas  y les dieron un recorrido por las instalaciones   para que conocieran todo el trabajo que allí se hace.

           Un retorno a Caracas para conocer otro parque nacional, esta vez el  Warairarepano, quien fue el encargado de dar la despedida a los  miembros  del grupo de turistas argentinos que visitó Venezuela durante gira desde el 17 hasta el 27 de mayo. Al subir al funicular pudieron disfrutar la vista aérea de Caracas con el cielo despejado y al llegar a las alturas los recibió un artista criollo del folclore  que a partir de un show produjo alegría a los visitantes,  quienes posteriormente  se dirigieron a las instalaciones del Hotel Humbolt, el cual se encuentra en remodelación y dentro de pocos meses se convertirá en un hotel 7 estrellas administrado por el Estado venezolano en conjunto con una empresa hotelera extranjera.

              Ubicado el Parque Nacional Warairarepano  en la Cadena del Litoral  de la cordillera de la Costa, en el centro-norte de Venezuela, se extiende desde Caracas por  todo el norte del estado Miranda. En 1958 fue declarado parque nacional con una superficie de sesenta y seis mil  hectáreas durante la junta de gobierno provisional presidida por Edgar Sanabria, posteriormente en 1974 esta superficie fue ampliada 19 mil hectáreas para totalizar  85  mil  de hoy en día. La formación montañosa es considerada emblema y pulmón vegetal de la ciudad de Caracas y dentro de él pueden realizarse diferentes actividades,  por ser uno de los principales atractivos de la capital venezolana con  alturas  desde 120 hasta más de 2.750 metros sobre el nivel del mar.

                 Los integrantes del grupo de visitantes argentinos pudo conocer la leyenda que indica que el cerro era conocido por los antiguos habitantes del valle de la actual Caracas, de etnia Caribe, como Warairarepano, que podía significar algo así como: “la ola que vino de lejos” o “la mar hecha tierra”. Según la mitología indígena, en tiempos antiguos no existía la montaña. Todo era plano y se podía ver hasta el mar, pero un día las tribus ofendieron a la gran Diosa del mar y ésta quiso acabar con todo el pueblo, por lo tanto, hizo   levantar  una gran ola, la más alta que se había visto y toda la gente se arrodilló e imploró perdón de todo corazón a la Diosa y justo cuando iba a descender la ola sobre ellos, se convirtió en la gran montaña que hoy existe. La Diosa se había apiadado y había perdonado a la tribu.

551total visits,5visits today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *